Discípulos talentosos

Blog Escuela Bíblica EDIMI
[Total:1    Promedio:1/5]

LECCIÓN #5
Curso:
 Discípulos mileniales.
Nombre de la lección: Discípulos Talentosos
Objetivo de la lección: Descubrir mis talentos y cumplir propósito con ellos
Tiempo de estudio: 1 Hora diaria por 7 días
Tiempo de oración: 30 minutos diarios por 7 días
Coach: Antonio Apablaza


Según la Biblia, todos nacemos talentosos, así como lo es Leonel Messi en el soccer, Bill Gates en la tecnología informática, Carlos Slim en los negocios, Isaac Newton en la ciencia, Michael Jackson en la música, por nombra a algunos.

¿Conoces los talentos que el Señor te entregó? ¿Sabias que sin tus talentos es imposible cumplir el propósito de Dios en esta Tierra? Los talentos son una herramienta que el Señor te entregó para cumplir tu propósito.

Si todos nacemos talentosos, entonces la pregunta no es ¿Seré talentoso para algo? sino más bien ¿En qué soy talentoso y para qué? ¿Fútbol, ciencia, negocios, música, artes, finanzas, ingeniería, construcción?

Uno de los errores más grandes que hemos cometido como pueblo de Dios, es creer que el único llamado bíblico es ser apóstol, profeta, pastor, evangelista o maestro, razón por la cual hoy en día carecemos de discípulos en las áreas de la ciencia, tecnología, medicina, deporte, artes, música, medios de comunicación, etc.

Nuestro propósito está directamente conectado con los talentos que el Señor nos ha dado, por esto mismo el Señor nos pedirá cuenta de aquello que hicimos con ellos, según Mateo 25:19-30.

¿Por qué es tan importante conocer qué talentos tenemos?

Primeramente porque al conocer tus talentos, sabrás exactamente qué carrera profesional estudiar y en qué área encaminar tu vida para cumplir el propósito de Dios. Por otra parte, conocer tus talentos te permitirá volverte el mejor en esa área específica y por consecuencia, también generar mayores recursos financieros.

¡Quiero que tomes atención a las palabras de Jesús!

Jesús explicó en Mateo 25:14-23 (RVR1960) “14 Porque el reino de los cielos es como un hombre que, yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. 15 A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos. 16 Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos. 17 Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos. 18 Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor. 19 Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos. 20 Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos. 21 Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. 22 Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos. 23 Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. 24 Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; 25 por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo. 26 Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. 27 Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. 28 Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos. 29 Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. 30 Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes”.

A través de esta parábola recibimos seis claridades acerca de los talentos:

1. Los talentos tienen conexión directa con el Reino de Dios (V14)

2. El Señor entregó a cada uno talentos, es decir todos tenemos a lo menos un talento (V15)

3. Los talentos que nos entregó son habilidades divinas que provienen de Dios (V14)

4. Los talentos deben ser usados para producir con ellos (V16)

5. El Señor nos pedirá cuentas de aquello que hicimos con nuestros talentos (V19)

6. Según cuanto hayamos producido con nuestros talentos, seremos recompensados (V20-29)

¿Qué es un talento?

Talento proviene del término griego “talanton”, que significa balanza o peso. Es una unidad de medida monetaria utilizada en la antigüedad. En tiempos del Antiguo Testamento, equivalía a 34.2 kg de oro o plata, y en tiempos de Jesús a 21.6 kg, equivalente a un millón treinta y ocho mil, doscientos sesenta y ocho dólares (Valor del oro al 1 enero 2018, 48.068 dólares por kg por world forex rates).

Esta parábola hace referencia a las habilidades EXTRAORDINARIAS que Dios dio a cada ser humano, para ejercer una profesión, ganarnos la vida y cumplir un propósito en la Tierra con ellos.

Personalmente, creo que todos nacemos ricos, por causa de los talentos que el Señor nos dio, y aun la persona más pobre de la Tierra también lo es. El punto es que debemos descubrir aquellas habilidades extraordinarias que nos fueron dadas, desarrollarlas y trabajar con ellas.

¿Cómo puedo descubrir mis talentos?

He podido identificar siete categorías de talentos, y estoy casi seguro de que podrás identificarte en alguna de ellas:

1. Talentos humanísticos: Son personas que tienen un amor excepcional por los demás, capaces de pensar en el prójimo por encima de ellos mismos. Cuando ven un necesitado, les duele el corazón. Les genera un sufrimiento y tienen tendencia a ayudar de forma impulsiva.

2. Talentos deportivos: Personas con habilidad extraordinaria para realizar algún deporte. Destacan desde pequeños entre los demás niños, ganan medallas en el colegio, etc.

3. Talentos artísticos: Personas con habilidades extraordinarias para actuar, bailar, comunicar, pintar, cantar o tocar algún instrumento, de una manera sobresaliente.

4. Talentos pedagógicos: Personas con habilidades extraordinarias para enseñar, con un alto grado de paciencia y orden estructural.

5. Talentos científicos: Personas con habilidades extraordinarias para analizar e investigar rigurosamente.

6. Talentos matemáticos: Personas con habilidades extraordinarias para trabajar con números.

7. Talentos administrativos: Personas con habilidades extraordinarias para administrar, ordenar y gestionar finanzas o logísticas.

En cada una de estas siete categorías hay diferentes especialidades de talentos; por ejemplo, en la categoría de talentos deportivos hay talento para el soccer, otros para el baloncesto, otros para el tenis, otros para el atletismo, etc.

Lo mismo en la categoría de talentos matemáticos; hay especialidades para la ingeniería, otras para las finanzas, etc. En cada categoría de talento hay una rama de diversidades de talentos.

Una claridad muy importante

Un talento es una habilidad extraordinaria, a diferencia de una habilidad común. Cuando tienes el talento para algo específico, aquello te apasiona, te es fácil aprenderlo, desarrollarlo y crecer en ello para volverte el mejor.

Por ejemplo: tener la habilidad para tocar el piano no es lo mismo que tener el talento para tocar el piano. El talentoso para el piano destaca entre aquellos que pueden tocar ese instrumento.

Yo puedo jugar fútbol y ser regularmente bueno, pero tener el talento para el fútbol es algo muy distinto. Aquella persona que tiene el talento, destaca extraordinariamente entre aquellos que tienen la habilidad para jugar fútbol.

Una persona puede tener muchas habilidades, pero no muchos talentos. Ahora, lo importante es que, si no tienes el talento para el fútbol, seguramente tendrás el talento para otra cosa, porque todos tenemos al menos un talento para algo específico.

¿Cómo puedo cumplir propósito con mi talento?

Tu talento te permitirá ser el mejor en una profesión u oficio específico, escalar en una posición social y tener influencia del Reino de Dios en un sector determinado para generar transformación y haced discípulos.

La parábola dice en el versículo 14 que el Señor llamó a sus siervos, en el versículo 19 dice que vino el señor de aquellos siervos, y luego, en el versículo 21, el señor le dijo bien, buen siervo. Es decir, ellos eran siervos porque trabajaban para el Señor.

Ya sea que tengas un llamado a ser futbolista, ingeniero, músico, artista, maestro, científico, hombre de negocios, gobernante, diputado o consejal, Dios quiere posicionarte en la sociedad para que generes sobre ella influencia del Reino de Dios y hagas discípulos.

¿Cómo puedo desarrollar mis talentos?

Una vez descubras tu talento, deberás desarrollarlo estudiando, en lo posible con los mejores de esa área. Segundo, ejercitando tu talento en puestos de trabajo, en proyectos, etc. Y, por último, rodearte de los mejores en tu área.

Quiero terminar esta lección indicando que tu talento tiene una conexión directa con tu personalidad.

AP. ANTONIO APABLAZA
Doctor en ministerio bíblico / Coach
Fundador Escuela Discípulos Mileniales
¡Formando Transformadores Sociales!

¡Ayúdame a comparte este artículo!

Por Antonio Apablaza

Coaching Cristiano

Blog Escuela Bíblica EDIMI

Coaching Espiritual

Inicia un proceso de coaching personalizado y alcanza el nivel espiritual que siempre haz anhelado en tu corazón. ¿Buscas lograr un crecimiento espiritual? ¿Desarrollar carácter de Cristo?, ¿Descubrir y/o desarrollar tus talentos? ¿Tu propósito de vida o simplemente mejorar tu vida espiritual? ¡Evaluación gratuita!

Coaching de Pareja

Quedarás sorprendido del crecimiento y resultados que podrás lograr en tu relación de pareja con un proceso de Coaching Cristiano profesional. ¿Buscas mejorar la comunicación, el amor de pareja, la confianza en tu relación?, ¿Quieres llevar tu relación de pareja al próximo nivel? ¡Solicita una evaluación gratuita!

Suscribirte a mi Blog

POR ANTONIO APABLAZA

Discípulos Mileniales

Jesús transformó el mundo con 12 apóstoles y una iglesia de 120 discípulos. Hoy en día, hay iglesias en cada ciudad, con cientos y miles de miembros, sin embargo, el mundo va de peor en peor. ¿Qué sucede? Y es que, Jesús y sus apóstoles fueron tremendamente ungidos, pero también tremendamente maduros en el carácter y tremendamente actualizados en la forma de hacer el ministerio en su generación. En este libro encontrarás temáticas que te dimensionarán en unción, madurez y actualidad.

SUSCRÍBETE A MI CANAL

Recibe notificaciones de sesiones y cursos gratis!

avatar
  Sucribete  
Notificar de
Antonio Apablaza es el fundador de la Escuela Bíblica EDIMI, es un ministro consagrado al oficio apostólico, doctor en ministerio bíblico, experto en coaching,
avatar
  Sucribete  
Notificar de
Chat